Auspiciante de www.dislexia.com


 Bienvenidos a www.dislexia.com 

Este sitio esta a cargo de la Doctora Isabel Galli de Pampliega.

 


 

 

 

 

 

 

Artículos:

1- Derechos del niño con dislexia:

“No es el niño el que debe adaptarse al contenido de estudio, sino que es el contenido el que debe adaptarse a las posibilidades del niño de aprender a utilizar al código lecto-escrito como instrumento efectivo que le permite comunicarse”.

Quiero compartir con ustedes aquello que voy viendo al trabajar en el asesoramiento de tratamientos a profesionales y a docentes.

Tal como lo mencioné en mi página web, trataré siempre de escribir para que quien esté interesado en saber más de este tema, pueda comprender.

Iré incorporando en mi página artículos breves y claros, con sugerencia de actividades específicas. Mi intención es que se sepa qué es la dislexia y cómo se trata. No es necesario ser experto en el tema. Sólo se requiere entender al niño y buscar caminos alternativos para que pueda aprender, si es que los que se emplean no son eficientes..

No queda aún claro que si un niño lee y escribe más lento que sus compañeros y con frecuentes errores, tiene dislexia y debe recibir un tratamiento específico.

Si el niño tiene menos de 8 años, a las dificultades para aprender a leer y escribir se las denominanSignos de riesgo”, y se debe trabajar para que logre leer y escribir a través de actividades variadas pero con objetivos claros y graduales con dificultad creciente. Es necesario que el niño pueda, con un poco de esfuerzo, lograr terminar la actividad con éxito.

Si en cambio el niño es mayor de 8 años, se deben preparar actividades adecuadas a sus posibilidades, dándole todo el apoyo que necesite para poder expresar su conocimiento y aprender de manera adecuada. En estos casos, el alumno necesita de adaptaciones de contenido. Los textos deben ser más breves que los de sus compañeros y con un contenido verbal de complejidad controlada.  En este caso se habla de COMPENSAR dificultades.

Esto significa que el texto con el que el niño trabaja debe ser menos extenso que el habitual y con letra grande y clara, para que le sea más fácil comprender aquello que lee. Cuando escribe, se le pueden dejar espacios en blanco para que complete con palabras, demostrándole que puede escribir bien.

Si en cambio se lo deja escribir con errores, le será muy difícil recordar cómo se escriben las palabras de manera correcta y puede no comprender su propia letra.

Lo importante es que el niño logre entender lo que lee por sus propios medios, y que pueda escribir sin tantos errores.

A partir de los 8 años no se puede pretender nivelar a un niño con dislexia, ya que al ser mayor el contenido que debe estudiar, no llega a mejorar su desempeño frente a la lectura y escritura, ni logra generar hábitos de estudio con autonomía. Lo que le ocurre es que lee deletreando y por este motivo no comprende porque no recuerda lo que leyó. La dependencia que se genera de ese “otro” que le lee para que entienda, incide en la valoración de sí mismo (auto-estima). Así se inicia un círculo vicioso del cual es muy difícil salir. Por eso es indispensable que el docente lo entienda.

"El niño con dislexia debe ser calificado de acuerdo con sus posibilidades y con el esfuerzo involucrado en su tarea". Si la calificación no es obtenida por su propio esfuerzo sino que es producto de la ayuda de un adulto, el niño nunca se creerá capaz de estudiar solo. Si esta situación continúa, va generando sin darnos cuenta, niños dependientes e inseguros. Algunos de ellos reaccionarán ante la imposibilidad de hacer aquello que le piden. Otros, recibirán la ayuda, y soportarán pasivamente estas exigencias y fracasos. Ellos entenderán que sólo pueden sacarse buenas notas si alguien los ayuda.

Por eso, ¿en qué consiste el tratamiento en sí? Consiste en lograr que el niño genere hábitos de estudio con autonomía. De otra manera no habrá motivación. Por este motivo, es el docente quien debe calificarlo en base a sus posibilidades y a su esfuerzo. Las adaptaciones del material con que el niño trabaje, serán tantas como las que el niño necesite para alcanzar el éxito.

La evolución es gradual, pero debe siempre contemplar la posibilidad de estudiar con autonomía.

Como profesional me preocupan menos los niños que reaccionan con enojos que aquellos que son pasivos y aceptan que el fracaso sin cuestionar. Esto puede ser una cuenta pendiente. Es decir que con el correr del tiempo, pueden sentirse dependientes de un “otro” para poder cumplir con sus tareas escolares. Si no se resuelve este dependencia, no habrá aprendizaje a través de experiencias propias.

Me motivó escribir sobre este tema, una alumna, hija de unos amigos que confiaron en mí y a quien estimo mucho. A ella le deseo que desarrolle sus habilidades debido a su gran capacidad. Si es entendida en sus limitaciones logrará las metas que elija alcanzar.

                                                    Dra. Isabel Galli de Pampliega

 

Artículo escrito por Albert Einstein (año 1917)

La Pesadilla: el examen final

El examen es inútil para el alumno y nocivo.

Es inútil porque un profesor puede juzgar la madurez y capacidad de un alumno, mucho mejor durante el largo período de estudios medios que a través de un examen final forzado.

Y es perjudicial por dos motivos: el alumno teme dicho examen, porque de él depende su futuro y el esfuerzo que requiere la memorización de numerosas materias puede dañar considerablemente la salud del alumno y traumatizarlo. Este segundo aspecto se basa en el hecho de que el nivel de instrucción depende notablemente de los últimos años de escolarización del alumno.

Einstein concluye su artículo con una petición: “Por estos motivos ¡acabemos con el examen final”.  En su opinión, el método de instrucción e interrogatorio destruye la curiosidad del alumno y su sentido de la individualidad, los dones más preciados que puede cultivar y reforzar la educación.

Tomado del libro Querido profesor Einstein, Octubre de 2003 Barcelona.

                                           

 

Dislexia Home Contenido Artículos  

Articulo1 Articulo2 Articulo3 Articulo4 Articulo5 Articulo6 Articulo7 Articulo8 Articulo9 Articulo10 Articulo11

Mande un email a informacion@dislexia.com con preguntas o comentarios sobre este sitio.
Copyright © 2007
Ultima modificación: 04/19/12