BÚSQUEDA DE TRABAJO

"Aunque hablo sobre mi dislexia libremente con mis amigos, todavía lucho con la idea de compartirlo con la gente del trabajo y en particular con los que ocupan puestos de responsabilidad." (Beca, 50 años)

Para algunas personas, la Dislexia puede representar un serio obstáculo para encontrar trabajo. Una experiencia difícil en la etapa escolar puede afectar la confianza en sí mismo y la autoestima al enfrentar un nuevo desafío.

 

Revelar la Dislexia
Durante una búsqueda de trabajo, uno puede preguntarse si es necesario revelar que tiene Dislexia. Es importante destacar que uno no está legalmente obligado a hacerlo, especialmente si cree que no afectará su capacidad para realizar el trabajo.

 

Sin embargo, si la Dislexia es relevante con respecto al trabajo a realizar, puede ser conveniente hablar sobre ella durante la entrevista personal. Es posible que el empleador ya tenga experiencia en tratar con la Dislexia en el lugar de trabajo. Una segunda entrevista puede ser una buena oportunidad para explicar cómo te afecta la Dislexia y qué tipos de apoyo podrían serte de ayuda para desempeñar mejor las tareas.

 

Al ser abierto con tu posible empleador, también podrás solicitar ajustes durante el proceso de selección laboral, por ejemplo, solicitando tiempo adicional durante las pruebas.

El trabajo correcto

Al considerar un nuevo trabajo, es valioso pensar en tus fortalezas y debilidades.

Es importante elegir un tipo de trabajo que te guste y aproveche al máximo tus puntos fuertes.

 

Tener en cuenta, por ejemplo, que las personas con Dislexia pueden ser más propensas al estrés o la frustración, situación que se verá agravada por un entorno de trabajo inadecuado.

 

Actualmente la tecnología es una gran herramienta para compensar dificultades en la escritura y redacción de textos. 

 

Fortalezas de la Dislexia

Todas las personas con Dislexia tienen muchas fortalezas. Habilidades como el pensamiento global, el pensamiento lateral, la creatividad frente a la resolución de problemas, las fortalezas visuales y una comprensión intuitiva de cómo funcionan las cosas son a menudo las características distintivas de las personas con Dislexia.

 

Durante el período de búsqueda de trabajo puede resultarte útil elaborar un cuadro donde detalles tus fortalezas y debilidades. Luego, compara la descripción del trabajo y ve qué tan cerca estás. Esto te permitirá enfocar tus esfuerzos en aquellas oportunidades donde tengas mayores probabilidades de éxito.